▷ El sistema Ponzi [ LA MEJO ESTAFA DEL MUNDO ]

Carlo Pietro Giovanni Guglielmo Tebaldo Ponzi nació en Parma, Italia, el 3 de Marzo de 1882. Llegaba desde el viejo continente una embarcación abarrotada de cientos de otros desfavorecidos europeos, que habían sido tentados por las promesas de una vida mejor. 


Carlo Ponzi joven

Todo es posible en EE.UU. y sí que todo fue posible para Carlo Ponzi, ya que 17 años, más tarde en 1920 se daba el lujo de decir al de New York Times  “llegué a EE.UU. con u$s 2,50 en efectivo y un millón de dólares en esperanzas y esas esperanzas nunca me abandonaron”. 


Ponzi, pasó a los manuales de economía de todo el mundo por haber ideado lo que se conoce comúnmente como esquema piramidal. ¿Saben quién se inspiró en su modelo de estafa? nada más y nada menos que Bernard Madoff. Un hombre que fue en el 2009 condenado en EE.UU. a 150 años de prisión por estafar más de 64 mil millones de dólares. Hicieron una película cuyo protagonista es Robert de Niro. 


El sistema  Ponzi en forma simple

Ya había antecedentes previos de este esquema, pero él fue el gran ejemplo para la prensa. Tengo un negocio de inversión que me ofrece buena rentabilidad entre el 50 y el 400 por ciento. Te invito a invertir digamos 10 dólares, asegurándote que al día siguiente te devuelvo esos 10 dólares más 5 dólares de interés. 

Caricatura de Ponzi
Lo que significa el 50 por ciento, al final son sólo 10 dólares que puedes perder, decides invertir, tú me das 10 dólares y al día siguiente te entrego 15 dólares. Ahora que somos amigos (casi socios), te pregunto si no tienes amigos, familiares o conocidos que quieran ganar dinero. Tú vas y le cuentas a tu padre, a tu hermano y a un amigo que pueden ganar dinero fácil. Al siguiente día, cada uno de ellos me da diez dólares y al día siguiente ellos reciben quince dólares cada uno.


Esta gente le explica a sus amigos, y la pirámide empieza a crecer. Aquí viene un truco, al tener tanta gente confiando su dinero, les digo que es mejor invertir más, que el dinero se les devuelve dentro de 45 días. ¿En qué invierto? Puede ser “especias del medio oriente”, con una alta rentabilidad, inclusive puedo tener bolsas con Clavo en la oficina. 


Como están convencidos que el sistema funciona, me he ganado la confianza de todos ellos, las especias se venden en todos lados, me dan sus ahorros. Esperanzados en ganar el 50 por ciento dentro de 90 días. 


La segunda etapa es generar más confianza, si Pepito quiere sacar su dinero, le digo “de amigo” que se pierde de ganar mucho más, si de todos modos quiere sacarlo. Se le paga todo con el dinero de Juancito y dos Josecitos. Pepito se va contento, contando todo el dinero que le hice ganar, enviándome más Pepitos a darme sus ahorros. 


Como nunca hubo inversión, ni especias, ni ganancias. En un momento dado la pirámide  empieza a tambalear. Para ese entonces, el dinero acumulado es enorme y todo a mi disposición.

Esquema de los Simpson, monorriel

Es ahí donde con todo ese dinero me compré un boleto a una isla del Caribe y nunca  más vuelven a escuchar de mí.  La estafa es que yo nunca invierto el dinero que me dan, simplemente tomó el dinero de Fulanito hoy, para poder pagarle a Sultánito mañana.  Esperando que me lleguen más fulanitos con ganas de darme más dinero.   Este es el sistema que ideó Carlo Ponzi y se ganó la confianza de mucha gente. 


Infancia de Carlo Pietro .......... Ponzi

Carlo Ponzi nació en una modesta familia en Italia,  su padre que era cartero, se esforzó mucho para mandarlo a la universidad de Roma.  Pero Carlo tenía otros planes, se gastaba el dinero en fiestas, no trabajaba y para su familia era más un estorbo, que una ayuda. 


Fue entonces cuando el padre tuvo la idea de enviarlo a EE.UU. en un barco para que encamine con esfuerzo su vida.  Las perspectivas de triunfar en el nuevo continente que tenía Carlo eran muy pocas. Cuando llegó a Boston en 1903, tenía 20 años de edad, no hablaba inglés ni tenía ninguna habilidad destacada para ganarse la vida.   


Una vez llegado al país de las oportunidades Carlo, se puso en marcha decidido a hacer fortuna. Empieza lavando platos, trabaja de camarero en varios restaurantes. En 1907 consigue empleo en un banco de Montreal en Canadá, perteneciente a la comunidad de italianos. 

Ficha de arresto
Tiempo después el banco quiebra, Carlo decide dar rienda suelta a su ingenio para ganar dinero fácil, falsificó un cheque de unos 400 dólares canadienses de la cuenta de una anciana. Es pillado y condenado a prisión.  Meses más tarde al salir de la cárcel regresó a EE.UU., donde consigue trabajos poco honrados y éticos, como el contrabando de inmigrantes italianos a través de la frontera. 

Ficha de arresto
Aunque nunca tuvo mucho dinero, tenía fama de generoso. Una vez permitió que los médicos le quitaran 50 pulgadas de piel de la espalda para que pudieran realizar un injerto de piel en una enfermera que había sufrido quemaduras graves en un accidente. Pasó más de tres meses en el hospital recuperándose.


En 1917, Ponzi tomó un trabajo como empleado y taquígrafo en una oficina de Boston. Se enamoró y se casó con Rose María Gnecco. Rose quería vivir tranquila y desesperaba de que los gustos de su marido fueran "los de un millonario".

Carlo con Rose y su madre

Carlo Ponzi en 1918  recibió una carta del extranjero que contenía un cupón, conocido como “international reply”, era un cupón que podía ser cambiado por sellos postales. Los cuales eran necesarios para enviar una carta con prioridad aérea a otros países. 

Cupón de correo

Con tantos inmigrantes que por ese entonces había en EEUU, que enviaban remesas a sus familiares pobres por correo. Carlo Ponzi se dio cuenta que podía enviar dinero, de un país en el extranjero con una moneda devaluada con relación al dólar. 


Como por ejemplo a Italia, podía ir a comprar allá esos cupones y luego enviarlos a estados unidos, para luego cambiarlos por sellos postales de EE.UU. por un valor en dólares que eran mayores, y luego vender estos sellos postales con una ganancia la cual podría llegar hasta un 400 %.  Hasta aquí no vemos ningún hecho o fraudulento, simplemente Carlo se beneficiaba de los cambios de divisas, con estos cupones de intermediarios.  

Ponzi, época de esplendor

En poco tiempo este ambicioso joven con esa diferencia obtuvo una pequeña fortuna. Con ese dinero comenzó el colosal fraude que pasó a la historia negra de las como la pirámide Ponzi.  En 1919 fundó la empresa
Cheque de Security Exchanges Company

Security Exchanges Company y se dedicó a buscar clientes para que invirtieran en estos cupones, asegurándoles que el ciclo completo de la operación durado unos 45 días.  



Al principio Ponzi y cumplía cabalmente sus compromisos financieros, lo cual hizo que se extendiera a su fama, no estaba mal recibir un 50 por ciento de interés en tan sólo 45 días. Ponzi  se ganó la confianza de miles de personas y llegó el día en que se recaudaba 250 mil dólares por día. 


Hubo quienes hipotecaron sus casas y sacaba sus ahorros de los bancos para invertirlos en el negocio de Ponzi.  En 1920 las autoridades abrieron una investigación en torno a su empresa, la Security Exchanges Company para tratar de entender cómo era capaz de ofrecerles un interés de 50 por ciento, en un plazo de 45 o 90 días. 


Declaró que le debía a sus acreedores, u$s 3.500.000-, pero aseguraba que su fortuna era de u$s 8.500.000-, por lo tanto tenía dinero de sobra para cubrir la deuda y conservar un fuerte patrimonio. Ponzi, dio muestras de colaboración al fiscal de distrito, dando todo tipo de gestos de acompañar la investigación y prometiendo pagar todas las deudas. Ponzi sólo tenía 25 mil dólares y no 8 millones, además no debía 4 millones, debía 160.

Ponzi dando explicaciones

Comienza el principio del fin.

La pirámide tambaleaba y un día los pagos se empezaron a retrasarse, cientos de inversores nerviosos empezaron a apilarse cada mañana frente a su oficina, con la intención de lincharlo. Con habilidad de convencimiento que tenía Ponzi, logró calmar las aguas y transformar las dudas de sus inversores en seguridad y simpatía.  



Adelantó el pago de unos dos millones en tres días a toda esa multitud, que se había apilado fuera de su oficina, mientras intentaba convencerlos que siguieran confiando en él.  Repartió a todos los manifestantes hot dogs y café caliente para calmar los ánimos. Con un adelanto y con la barriga llena la gente se tranquilizó, se dispersó y la gran mayoría siguió confiando en él.  Meses más tarde el mago de las finanzas confesó que no podía enfrentar la deuda de siete millones. 
Multitudes reclamando su dinero

La prensa que para entonces ya lo tenía en la mira, debido a los escándalos previos, lo mataron en sus titulares. Carlo Ponzi en bancarrota, es acusado  y  condenado, lo condenaron a 5 años de cárcel, en una prisión federal de los que sólo cumplió 3 y medio (se dice que su simpatía tuvo mucho que ver) .Mientras estuvo en prisión, les envió a muchos de sus acreedores tarjetas de navidad, prometiendo que toda esa confusión se arreglaría. 
Diario titular: Ponzi insolvente

Cuando salió intento seguir estafando con el mismo método, pero lo único que consiguió fue regresar a prisión en varias ocasiones. 
Empresa de venta de terrenos pantanosos, Florida

En 1934 sale de su última cárcel y las autoridades se dan cuenta que nunca se nacionalizó, es deportado a Italia.  
Ponzi, día de su deportación

En Italia encontró una gran pobreza, que le impedía utilizar su mágico esquema, nadie tenía dinero para invertir.  Finalmente consiguió trabajo en Brasil como agente de Alitalia, la aerolínea estatal italiana.  Durante la segunda guerra mundial,  Alitalia cerró sus oficinas en Brasil. Carlo Ponzi murió en la miseria, en un hospital de Río de Janeiro el 18 de enero de 1949, tenía 66 años. 

Bernard Madoff, el alumno que supera al maestro

Décadas más tarde Bernard Madoff, neoyorquino nacido en 1938.  Banquero, inversionista, filántropo, corredor de bolsa, asesor financiero y fue uno de los impulsores  del Nasdaq, que es la segunda bolsa de valores automatizada y electrónica más grande de EE.UU Madoff fue coordinador jefe del mercado de valores Nasdaq. 


Bernard Madoff fundó en 1960 una firma de inversión, una de las más importantes de Wall Street pero su método se basaba en el esquema Ponzi. a diferencia de Ponzi, Madoff se las jugó en las ligas mayores, estafando a bancos públicos, aseguradoras, bancos privados, fondos de inversiones, fundaciones y personas físicas, que sin exagerar formaban parte del selecto grupo de las personas más ricas de EE.UU.  


En diciembre de 2008 fue detenido por el FBI, acusado de fraude por usar la pirámide de Ponzi multiplicada el infinito. Cuando la crisis financiera de 2008 se desató de manera global, los inversores querían su dinero en efectivo.  Logró estafar a un sinnúmero de personas y entidades por un valor que superaba los 64 mil 800 millones de dólares, la mayor estafa ejecutada por una sola persona. 


En 2009 fue sentenciado a 150 años de prisión por fraude de valores, asesor de inversiones fraudulentas fraude postal, fraude electrónico, lavado de dinero, falso testimonio, perjurio, fraude a la seguridad social y robo de un plan de beneficios para empleados.  


Bernard Madoff es el único gran criminal de Wall Street que ha sido condenado a prisión. Estafó a los multimillonarios con poder, en lugar de estafar a los ciudadanos comunes y corrientes. Madoff dice que no se arrepiente de los daños causados a sus estafados, “que se jodan mis víctimas, eran avaros y estúpidos” dijo en la cárcel, durante una entrevista.